11.-{ “CANTORAS DE DIOS. EMANCIPACIÓN Y TEOLOGÍA” CURSO DE APRECIACIÓN LITERARIA }


https://i1.wp.com/galeon.com/comoleerenvicicleta/bicicleta/fondocabeza2/lilla1.gif

CANTORAS DE DIOS. EMANCIPACIÓN
Y TEOLOGÍA
CURSO DE APRECIACIÓN LITERARIA


* Beguinas y begardos, ¿inicio de la
emancipación femenina?


* ¿Independencia intelectual y espiritual?


*Movimiento herético, ¿una amenaza para la Iglesia?


Este nuevo curso, denominado Cantoras de Dios: emancipación y teología, abordará una corriente mística-literaria que tiene singular importancia en la cultura occidental: las beguinas, esas mujeres que, a través de la
revelación, consiguieron lo que muchos teólogos realizaron a través del
estudio y la meditación. Desde el ámbito social, es el primer movimiento
feminista en Europa, puesto que monjas y seglares fueron quienes
establecieron las primeras casas de asistencia para mujeres. Perseguidas
por la Inquisición, benedictinas y beguinas fueron llevadas a la horca y a
la hoguera, pese a ello “Dios manifestó su poder por medio del sexo débil,
en aquellas siervas a las que coló con espíritu profético”. Hildegarda de
Bingen, Matilde de Magdeburgo, Beatriz de Nazaret, Hadewijch de Amberes y
Margarita Porete se abordarán de primera instancia. El libro base será
Mujeres trovadoras de Dios. Una tradición silenciada de la Europa
medieval
, de Georgette Epiney-Burgard y Emilie Zum Brunn (Edit.
Paidós, Barcelona 1998). También se abordarán a las monjas, ilusas y
místicas mexicanas, con sor Juana Inés de la Cruz a la cabeza, para lo
cual se revisará el libro de Jean Franco, Las conspiradoras,
FCE). El curso Cantoras de Dios: emancipación y
teología
estádestinado a quienes tengan la inquietud literaria y
deseen ampliar sus conocimientos. Se impartirá todos los sábados a
partir del sábado 16 de enero de 2010, de 17:00 a 19:00 hrs.
, hasta
completar un trimestre (12 sesiones). En caso de haber iniciado se
repondrá únicamente la sesión inicial
. Para mayores informes e
inscripciones llamar al 55-59-62-03, en horas hábiles. O escribir a:
merddin48@yahoo.com.mx
Las sesiones prácticamente son seriadas,
por lo que se recomienda no faltar a ninguna. Costo: $2,500.00 (dos mil
quinientos pesos 00/100 MN).


TALLER PERMANENTE DE CREACIÓN LITERARIA DE OSCAR WONG

*Cuento,
reseña bibliográfica, poesía


*Teoría y práctica fundamentales

*En
dos horarios


Un método infalible para adentrarse a la poesía, al cuento, al ensayo y a la reseña bibliográfica es el
Taller Permanente de
Creación Literaria
, que imparte el poeta chiapaneco Óscar Wong. Teoría y práctica confluyen de manera sencilla y adecuada en cada sesión. La dinámica utilizada repercutirá en la creación de obras particulares. Historia y
discurso, metáfora y descripción dinámica, así como otros recursos
estilísticos se abordarán en cada sesión.
Todos los miércoles de 11 a 13 Hrs.
o bien
de 7 a 9 de la noche. Y sólo por el 2010, también los sábados, de 12:30 a 14:30 Hrs.Inscripciones al teléfono 55-59-62-03 o se puede escribir a:
oscar_wong83@yahoo.com.El trabajo directo con los textos presentados por los participantes permitirá avanzar en el desarrollo futuro de los asistentes. Diversas lecturas de autores en lengua española darán la pauta para conocer más de cerca los diversos recursos estilísticos.

—-

Óscar Wong
(Tonalá, Chiapas, 1948), poeta, narrador y ensayista. Becario del INBA-FONAPAS
en crítica literaria (1978-1979) donde produjo Hacia lo eterno
mínimo. Otra lectura de “Muerte sin fin”
(Sría. de Cultura de
Puebla, 1995), y del Centro Mexicano de Escritores en ensayo (1985-1986)
donde escribió Jaime Sabines. Entre lo tierno y lo trágico
(Edit. Praxis, Méx., 2007). Premio Nacional de Poesía Ramón López Velarde
1988 con el libro Enardecida luz (UNAM, Colec. El
Ala del Tigre, Méx., 1992) y primer lugar en el Certamen Literario Rosario
Castellanos 1989 en cuento con el volumen La edad de las
mariposas
(Talleres Gráficos de la Nación, Méx., 1990). Autor
de Espejo a la deriva (Praxis, Méx., 1996),
La pugna sagrada. Comunicación y poesía (Edic.
Coyoacán, Méx., 1997, 1ª. reimp., 2004), Chiapas.
Nueva fiesta de pájaros
(Praxis, Méx., 1998), Chiapas. Dimensión social de la narrativa
(Edaméx., Méx., 1999), El secreto del verso
(Linajes Edit., Edoméx., 2001), Rubor de la ceniza
(Praxis, Méx., 2002), Razones de la voz (CNCA,
Colec. Práctica Mortal, Méx., 2002) y Poética de lo sagrado. El
lenguaje de Adán
(Edic. Coyoacán, Méx., 2006) y
Jaime Sabines, entre lo tierno lo trágico
(Edit. Praxis,
Méx., 2007). Radica en la ciudad de México.

Consulta la pág.Web:

http://www
.
geocities.com/poetaoscarwong/


**********************************************************

CANTIGA PARA LA HERMANA ESTHER

¿Qué de vos y de mí, señora,
qué de vos y de mí dirán?
De vos dirán, mi señora,
la merced que me hacéis,
y que cosa justa es
querer a quien os adora;
y que siempre como agora
muy fuerte y firme os verán.
¿Qué de vos y de mí, señora,
qué de vos y de mí dirán?

(Del Cancionero general, Amberes, 1557)

Esta es la frontera de la luz,
estas mis manos que germinan.
Este es el grito que centellea
como luciérnaga en el fondo del deseo.

He aquí el cansancio,
el ronco viento en la garganta del mundo,
la atadura del cielo,
la terca pesadumbre.

Aquí se pervierte la ternura.

DEL MÁS ARTERO de mis actos,
de mi más profundo vuelco,
de las calles y el verano mordido por la prisa,
de esta espera
/entera,
intento salpicar las muertes de la ira.

Hoy no te invoco, hermana,
para consagrar la Luz que germina en tus pupilas,
hoy no te digo el aire,
ni el pueblo que transpira en la memoria,
hoy no te hurto el suspiro ni el pañuelo.

Hoy me partiste el alba,
le diste un puñetazo a los espejos.

Hermana.
Amada.
Mi Señora.
Espía de Dios.
Qué sencillo es sermonear: la vida es un transcurso,
una enseñanza.
El dolor
-insiste-
es señal de alegría, porque después es un recuerdo,
un pequeño grano de sal en la memoria.

Qué sencillo es habitar el día
oloroso a patio de convento,
qué fácil es reflexionar
cuando no golpea el mundo.

A ver, Amada,
la que Dios fizo delicada.
Te reto a que deambules por el desastre diario,
a que entregues tus carnes a la ira,
al bocado que duele cuando no se tiene.

A ver, hermana,
pecadora que hueles a salmos y aleluyas.
A ver.

¿Soy tu burla, tu espejo, tu cilicio?
Soy tu hombre, tu espera, tu berrinche.
Por eso ven al sol, al viento,
a lo mejor del tumbo,
a la vieja, terca, ansiosa contradicción
del hombre enamorado.

Bendiga Dios tus ojos, tu vista, tus pupilas.
Mendigo yo tus muslos, tu vientre, tus pezones.
Bendiga el Señor tu mente, tu camino.
Te pida yo el dolor la boca, los rubores,
tus rizos, tu sangre, tu maraña.

Porque hoy perdí mi vieja
capacidad de amar, de darme al mundo
sereno, solidario.
Perdí mi voz, mis verdes ramas
y no tengo la brisa, mariposas, ni montañas.
Ni siquiera ese color de mar que me embelesa.

Yermo de ti,
a punto de la queja y la agonía,
la noche incendia el horizonte.

TODAVÍA RECUERDO: luego de los besos,
Noticias del pueblo y otros dimes
Te quejabas, mentirosa, de la fiebre.
Hablaste de una Revelación, del Niño
buscando tu consuelo.
Y preparaste el cebo, abonaste el terreno
para que mi corazón, idiota, se tragara los anzuelos:

“te vuelvo a repetir:
yo te amo,
aun habiendo jurado no querer a ninguna otra persona
más que a mi Cristo Jesús,
pues nadie más que Él sabe que te adoro
y a pesar de eso
yo renuncié a tu amor para seguirlo
y demostrarle que lo amo también”.

Me conmueve tu verbo.
Me rasga el corazón, me precipita.
Cómo luchar ahora,
cómo enfrentar tus genes, tu memoria,
cómo volcar el Símbolo, su rastro, sus alcances.

¿Te acuerdas de la iglesia
que persiste en nuestro pueblo?
La aborrezco, me emperro: la destruyo,
porque todo lo que huela a rezos, a ceras y conventos
me llega, me llaga, me punza, me encabrita.

Ahora soy un brujo, un huracán, un ocelote.
Un nahual convertido en este monte,
en caimán, en puma, en bruma.

Soy la garra que gruñe en esta selva,
soy un tapir husmeando entre los mangles.

Soy un mono,
tarántula, serpiente,
alcaraván picoteando los oídos.

Te reto a que me sigas,
me trepo en tu recuerdo.
Husmeo tus plantas, tus piernas, tu cadera.
Muerdo tu vientre, lamo tus pezones.
Me vengo como una larga daga.

Soy la araña columpiándose en la pared de tu retiro,
soy el viento que apaga veladoras,
soy el gallo que quiebra tus salmos y oraciones,
soy el ansia dormida
/eterno quiste que sangra en tu regazo.

Te reto a que respires la violencia de mi cuerpo
y reposes, jadeante, entre mis piernas.
Te invoco a que zozobres
y que tu vulva se estremezca complacida.

Escápate, retoza, vuelve pronto.

Rompo la espuma.
Escupo.

Que doblen las campanas.

México, D. F., abril 1º. de 1981.

ÓSCAR WONG

merddin48@yahoo.com.mx



Escribe un comentario

Required fields are marked *
*
*

A %d blogueros les gusta esto: